-

-
Tercera novela. (Fandom: Tokio Hotel/ HIATUS)

17 abr. 2010

Cap.6 ¿Vamos a un club?


Tom
-Perdón…
-¿Eh? –Exclame retrocediendo. Tengo que admitir que me tomo por sorpresa.
-Admito que soy un poco egoísta, y se que en la banda no solamente soy yo pero veo oportunidades para hacer que la banda sea más reconocida y me dejo llevar por la situación y nunca les aviso sobre las entrevistas, reuniones o cosas así –En mi rostro rápidamente se dibujo una sonrisa. Bill rara vez admite que el tuvo la culpa, claaaaro el siempre tiene la culpa. Después que me dijo eso no se me pudo borrar mi sonrisa en el rostro, dejando de bromas, no me gusta estar peleado con mi hermano.
-¿Vamos a un club? –Borrón y cuenta nueva ¿no?
-Ja, claro –Me respondió con una sonrisa, por supuesto no me iba a negar esa invitación jaja.
-Ven, vamos a avisarle a Georg y a Gustav –Dije saliendo de la habitación y apoyando mi mano en su hombro.
-Eeem ve tú –Me dijo retrocediendo. Yo voltee a verlo confundido
-¿Por qué? –Le pregunte ladeando mi cabeza y entreabriendo mi boca haciéndome parecer un estúpido. Bill no pudo evitar reírse.
-Idiota –Dijo calmándose- Ah… voy a invitar a una amiga, por eso ve tú a avisarle a esos dos –Me dijo con una sonrisa ¿Una amiga? ¿De qué me perdí? Bueno, sea como sea:
-¿Es bonita? Por que si no lo es no la invites –Aclare en broma. No hace mal una chica en estos momentos.
-¡Eso a ti no te importa! –Soltó molesto y frunció el ceño ¡Lo que son los celos! Jaja.
-Si me importa –Rezongue haciendo un puchero. A Bill no le dio gracia y me miro molesto- Okey, era una broma
-Ve por Georg y Gustav –Me ordeno golpeando mi hombro.
-Jaja Okey.

Marcela.
Estaba buscando a Debany por todos lados. Necesitaba contarle lo que me había pasado. Pero por supuesto que iba a omitir lo que Bill me había dicho, confió en mí y no voy a traicionarlo. Como no encontraba a esta mujer decidí buscarla en recepción. Pero no estaba ella sino mi queridísimo amigo Miguel. No le digo sus malditas verdades solamente por Debany, quien sabe que le haría ese animal a mi amiga si yo me meto en sus vidas. Me acerque a él y carraspee mi garganta. Él apartó su vista del monitor para voltear, muy a penas, a verme.
-Hallo Miguel… Oye ¿No has visto a Debany? –Pregunté lo más amable que pude.
-Creo que esta en el piso 15 –Me respondió entre dientes. Como me encanta molestarlo, aún así el no me hace nada por ser amiga de Deb.
-Gracias Miguel –Le dije con una enorme sonrisa.Camine hacia el elevador y le pique el botoncito que me llevaría hacia el piso que me indico Miguel. Mientras la puerta se cerraba noté que el mi miraba, yo solamente sonreí y le dije ‘Adiós’ con mi mano. El también me devolvió la falsa sonrisa. Cuando la puerta se cerró comencé a carcajearme.
Llegue al piso 15 y no vi a Debany por ningún lado. Di un suspiro de cansancio y decidí ir a la azotea que era el último lugar que me faltaba por buscar. Y si, ahí estaba la señorita sentada cerca de la orilla viendo al cielo. Camine hacia ella y me senté a un lado.
-No sabes cuanto batalle en buscarte –Dije abrázando mis rodillas- ¿Qué haces aquí?

Debany
-Veo las estrellas –Le respondí sin voltear a verla. La noche era igual de hermosa como la anterior.
-¿Las estrellas? –Oí que me preguntó sacada de onda.-Si, te hacen olvidar los problemas ¿lo sabías?
-Aamm no –Okey, esta niña me quito la inspiración.
-pff... ¿Y para que me buscabas?
-¡A si! A que no sabes que… -Dijo agarrando mi brazo.
-¿Qué?
-¡Conocí a Bill Kaulitz! –La vi sorprendida y no por lo que me dijo ¡sino por la forma en la que se había levantado! Un momento… ¡¿Qué conoció a quien?!
-¿Qué dijiste? –Pregunté sin poder creérmela.
-¡Que conocí a Bill! Ay si hubieras visto… es más hermoso en persona y ¡Haay! Es bien linda gente ¡Lo amo, lo amo LO AMO! –Me gritó en mi cara completamente fuera de sí, yo no pude evitar reírme.
-Bill te trae muerta –Me trate de levantar pero no pude y un gemido de dolor se me escapó. Volví a sentarme, los golpes de Miguel todavía me dolían.
-Debany ¿estás bien? –Me preguntó asustada tratando de levantarme.
-S-sí –Contesté ya de pie.
-Miguel te volvió a pegar ¿verdad? –Solamente baje mi mirada hacia mis costillas y las agarre con cuidado.
-Si –Dije en susurró. No me gustaba que Marcela se enterara de esto, no quería preocuparla- Pero equis, no hablemos de esto. Ven, vamos al checador y me platicas mas sobre Bill –Le dije con una sonrisa, Marcela solamente asintió. Me sentí mal en ese momento, le arruine el día.


Continuara***
El internet no me permitia entrar al blog ¬¬! Pero lo logre :B! Espero que se diviertan con este cap xD Yo me diverti jeje gracias por leer, no saben lo feliz que me hacen ♥ n.n

14 abr. 2010

Cap.5 'No podemos vivir el uno sin el otro'

Debany
-Son las 10:03 –Levantándose del sillón y caminando hacia mi- ¿Y a que hora te dije que llegaras? –Yo pase difícilmente saliva. Un gran nudo se formaba en mi garganta gracias a mi miedo.
-Ah…Miguel ¡comprende! Vivimos my lejos y…y –No pude continuar ya que Miguel me había agarrado de mi cuello y me empujo hacia la pared.
-Yo no tengo la culpa de que la niña quiera jugar a las mentiras –Susurró en mi cara enojado- ¿¡Crees que soy estúpido?! ¡Dime donde estabas!
-Con… con Marce –Mis ojos se llenaban de lágrimas, quiero que me sueltes ¡Suéltame! ¿Por qué no se lo digo?.... Por el maldito miedo. Sentí como me costaba más respirar. Me apretaba más mi cuello.
-No, no estabas con esa ¡Dime donde demonios estabas!
-En-enserio, estaba con Marce –Solté difícilmente, su mano me asfixiaba y también me ahogaba con mi llanto.Miguel me empujó hacia el piso y me empezó a patear el estómago. Y como siempre apretaba mis dientes evitando gritar y cerraba mis ojos deseando que esto acabara. Me levantó agarrándome de mi cabello y se acercó a mi oído.-
Eso fue por mentirme. Ahora… ¡Lárgate a tu cuarto!

Hotel!!

Tom
Si que pega duro. Sonreí y baje hacia mi habitación. En el camino iba pensando en esa chica… ¡Mierda! No le pregunte su nombre. Espero volver a verla…realmente espero que no le pase nada cuando llegue a su casa… Saqué las llaves de mi habitación y al llegar a ella alguien me detuvo agarrándome del brazo, voltee a ver…. Era Bill
-Tom ¿Dónde estabas? Te he estado buscando por todas partes.
-¿A ti que te importa? –Pregunte quitando su mano de mi brazo- Así como tu no me dices nada yo tampoco lo are. –Me fue a mi habitación y le cerré la puerta.

Bill
-¡Tom abre! ¡Tom! –Golpeé la puerta y también me fui a mi habitación. Me senté en la cama y seguía pensando en la discusión que tuve con Tom. No se porque se enojo, es lo mejor para la banda y el debe comprender eso y…-Mi estomago – ¡Mis tripas rugían de hambre! No comí nada en toda la noche por estar buscando a Tom.Llame a servio al cuarto. No quería comer mucho así que pedí unas fresas. Mientras llegaban me recosté en la cama y trate de descansar

Marcela
-Marce, unas fresas a la habitación 482
-Si, está bien.
Me llamo Ana Marcela y soy la mejor amiga de Debany. Se toda su historia y desde siempre he estado ahí apoyándola. Jamás la he dejado sola, aunque discutimos mucho, siempre nos venimos reconciliando ya que esas peleas son… por Tokio Hotel. Yo soy mega fan de esa banda pff… ¿Y quien no?, pero a Debany no le caen tan bien. El único que le cae es Gustav por que dice que se ve un niño súper buena onda y al que aborrece es a Tom porque dice que es un mujeriego y sangrón de primera y es ahí donde empieza la discusión, y se enoja más porque siempre le digo que se va a terminar enamorando de él….Llegue a la habitación que me habían indicado toque la puerta-: ¡Servicio al cuarto! –Avise. Escuche el ‘Adelante’, busque las llave de la habitación, lo que se me hizo raro es que esa voz se me hacia muy conocida pero no recordaba de quien era. Entre y para mi sorpresa era… ¡Bill Kaulitz! Mi amor platónico. No lo podía creer. Quería lanzarme hacia el y gritarle ‘Te amo’ muchas veces como desquiciada pero me detuve al ver su cara, estaba como preocupado y triste.
-Aquí están sus fresas –El volteó a verme y sin ganas me dijo:
-Ah si… gracias. Déjalas sobre esa mesa por favor –Yo solamente asentí. Camine hacia la mesa que me había indicado. Me puse nerviosa… estaba en la habitación de mi amor platónico y al parecer no estaba feliz ¿Y si necesita desahogarse? ¿Y si necesita… a una amiga en estos momentos? Voltee a verlo… ¿Le preguntó o no? Cerré mis ojos y deje que las palabras salieran por si solas.
-No es por ser metiche pero… ¿Qué le pasa? –Después de decirlos, no los abrí. No se porque, pero esperaba que me corriera a gritos de la suite

Bill
Voltee a verla. Necesitaba platicar con alguien. Ella se me hizo una persona de confianza así que primero le dije que abriera sus ojos. Jaja no se porque los cerro tan fuerte, parecía una niña chiquita esperando un regaño, pero bueno, la invite a que se sentara a un lado mío, ella se acercó y se sentó. Le empecé a platicar todo el problema que tuve con Tom, cuando acabe solamente agache mi cabeza, no me gusta que mi hermano se enoje con migo y luego por una estupidez
-Bueno, no te preocupes que de aquí no sale nada y bueno –Se levantó- si quieres platicar de algo más solamente llama a recepción y pregunta por mi –Me dijo con una sincera sonrisa. Yo asentí y también le devolví el gesto, me levanté y le di dos besos, ella se río y se fue.Después de que cerró la puerta me dirigí a la mesa y agarre las fresas, me acosté en la cama y encendí la televisión
-¡Guau que suerte! –Bufé. Justamente estaban pasando una entrevista que nos habían hecho a Tom y a mí sobre nuestra relación como hermanos. Mis ojos se llenaron de lágrimas y una se escapó y bajó por mi mejilla pero me la quite de inmediato.

Tom
Me dirigí a mi cama, agarre el control y encendí la tele. Me quite la gorra y los tenis. Seguía pensando en la chica, no me la podía quitar de la cabeza, quería volver a verla. Me sentí una persona normal a lado de ella y eso fue lo que me gusto, más aparte tengo pendiente ¿Cómo le estará yendo en su casa?
-‘Por supuesto, no podemos vivir uno sin el otro’ – Rápidamente salí de mis pensamientos al escuchar esa voz, era de Bill, esa era una entrevista que nos habían hecho ayer. Lo que había dicho era verdad, los dos no podíamos vivir sin el otro, sentí como un nudo se me formaba en la garganta ¿Por qué siempre nos tenemos que pelear?Escuche que alguien tocaba la puerta. Me levanté y con mucha flojera fui a abrirla, me sorprendí al ver quien era…

Continuara***
Al fin pude subir xD! Perdón pero casi no tengo tiempo S:! Estoy en la secundaria de turno de tarde, estoy checando los arreglos para mi XV & estudió para mi examen para ingresar a la preparatoria D:! Pero dejando eso a un lado... me siento muy feliz al ver que hay chicas que si leen mi fic n.n pensé que nadie lo leía ;$! Tambien disculpen si los capitulos son cortos & un poco tontos pero les JURO que mientras más avancen los capitulos más interesante se pondrá e.e'
Gracias por leer & me gustarian que comenten ya que su opinión para mi es importante :D

11 abr. 2010

Cap 4. Son las 10:03

Debany
Conversación telefónica
-hallo – ¡Esto no podía ser peor!
-Debany ¿¡Donde demonios estás?! –Sonaba molesto, que digo molesto ¡estaba furioso!
-Estoy con…con ¡Marce! Si, con Marce –Claro que no le voy a decir ‘estoy en la azotea del hotel con el guitarrista de Tokio Hotel Tom Kaulitz’ El mismo me mataría.
-¿Ah si? Pásame a Marcela -Ya estoy muerta.
-¿A Marcela? Y… ¿Para que? -Mis nervios estaban a mil por hora, espero que el no los note.
-¡Que te importa, solamente pásamela! –Me ordeno.
-Es que… no puedo –Susurre.
-¿Y por qué no puedes? –Me preguntó victorioso.
-Por que ella… ella… se esta bañando –Dije rápidamente. Uff creo que me salve.
-Okey Debany con que así quieres jugar eh, está bien… a ver, son las 9:15, te quiero aquí a las 9:50. Ni un minuto más ni un minuto menos ¿Okey? -¡Pero que…!
Miguel vivimos muy lejos! No voy a llegar… ¿Hola? ¿Miguel?
Fin de la conversación telefónica

Suspire y guarde mi celular, tengo que irme ya antes de que se me haga más tarde. Voltee a ver a Tom, se estaba acomodando su gorra
-Ya me voy… em… adiós –No quería escucharlo más ni verle su cara. Me aproxime hasta la puerta y sentí su mano en mi hombro haciendo que me detuviera. Me encogí di hombros y cerré mis ojos.
-¿Ahora que? –Pregunté cansada
-Si quieres yo te llevo
–Creo que el no entiende que me caí mal y que no necesito nada de él.
-No gracias, así estoy bien –Respondí entre dientes
-Enserio, por mi no hay ningún problema
-Pero para mi si ¡Así que suéltame ya que me tengo que ir!
–Me volteo y me agarro de la cintura y en su rostro se dibujo una sonrisa picara ¿Pero a donde quiere llegar?.
-No te soltare hasta que aceptes –Me dijo con tono divertido
-¿Tú eres idiota o que? –Pregunte con ironía- ¡Suéltame ya!
-¿Te llevare a tu casa?
-¡No!
-Jaja entonces tendré que hacer algo muy loco para que aceptes.
-¿Algo loco? –Pregunte extrañada. Se acerco hasta mis labios. Sentía su respiración, su olor… ¡Su piercing! Cerré mis ojos y el me dio un suave besos. Me deje llevar por el momento, luego sentí que Tom se despegaba de mi.
-¿Entonces qué? ¿Te llevo o no?
Yo me quede inmóvil todavía con mis ojos cerrados. Cuando logre reaccionar lo mire con odio y le di una cachetada que hasta le deje la mano marcada. El cerro muy fuerte sus ojos y sus labios para no dar un grito.
-¿Tan malo fue mi beso? –Me preguntó agarrando su mejilla. Yo logre soltarme de su agarre.
-¡No me vuelcas a besar nunca ¿Escuchaste?!
Me fui corriendo del hotel dejando a Tom todavía en la azotea. Agarre el primer taxi que vi. En el camino… acaricie mis labios y sonreí, pensaba en el beso de Tom, tan dulce, especial, delicioso… ¡pero que estupideces pienso! Ósea estoy pensando en… ¡Tom! Agh ¿Qué me esta pasando? Me quite esas tontas ideas de mi cabeza y entonces… me entro el miedo. Llegue a mi casa, mis piernas comenzaban a temblar. Abrí la puerta y ahí estaba él sentado viendo el reloj que estaba colgado en la pared. Yo también voltee a ve el reloj y luego dirigí mí mirada a Miguel, el hizo lo mismo y con una mirada calmada pero aún así se le notaba molesto, artículo:
-Son las 10:03

Continuara***
Tarde en subir D:! Perdón pero es que estos últimos cuatro días no he estado en mi casa y hasta hoy tuve tiempo y aún más peor mañana se me acaban mis vacaciones de semana santa .__.' Tratare de buscar tiempo para estar en la computadora! Gracias por pasar y leer n.n

6 abr. 2010

Cap.3 Los grandiosos Kaulitz tienen más peleas que nada.

Tom
Flashback
-¿Por que demonios no me dijiste?
-¡Por que es lo mejor para la banda!
-Si, yo se que es lo mejor pera la banda pero Bill ¡Acuérdate que en la banda no solamente estas tú! Nos tienes que comentar a nosotros si estamos de acuerdo o no.
-La entrevista ya esta confirmada, va a ser mañana a las 4 y... ¡Tom! ¡Vuelve aquí! ¡TOOOM!Deje hablando solo a Bill y me fui de la habitación enojado. Odio cuando Bill no nos comenta nada a nosotros, ¡como si él fuera el único que esta en la banda! Necesitaba olvidarme de la banda, de las entrevistas, de Bill ¡De todo! Así que subí hacia la azotea del hotel y vi a una chica en la orilla del techo.
Termina flash back
-Vine aquí...para fumar –Respondí rapidamente.
-¡Agh!

Debany
Ay ¿Cómo se me ocurrió preguntar si bien sabía que no me iba a decir nada? Me levante, me sacudí el pantalón y di unos cuantos pasos.
-¿A dónde vas?
-A mi casa –Le respondí indiferente –El se sentó y me miró a los ojos.
-¿Y por qué? –Preguntó como si nada.
-Por que prefiero mil veces estar en el infierno de mi casa a estar escuchando tus mentiras –Respondí revoleando mis ojos.
-¿Y tú como sabes que es mentira?
-¡Ay Tom por favor! No soy estúpida, se muy bien cuando una persona miente ya que… bueno, estoy acostumbrada –Dije bajando la voz. Obvio el no me iba a engañar- Aparte… ¿No eres suficientemente ‘hombre’ para contarme lo que te pasa? –Tom bufó.
-Ésta bien, siéntate.
-Eeemm, okey. –Me senté a un lado de él y abrazando mis rodillas moví mi cabeza como diciendo ‘¿Y bien?’. Dio un suspiro y me empezó a contar todo, cuando acabo lo único que hice que reírme.
-¿Por qué te ríes si no le veo la gracia? –Me preguntó enojado. Yo me seguía riendo en su cara.
-Lo gracioso –Pause tratando de calmarme- esta en que ‘Los fabulosos hermanos Kaulitz’, los que se aman y no pueden vivir el uno sin el otro, tienen más peleas que nada.
-Pues obvio que vamos a tener peleas, ¡Somos humanos! No somos perfectos
-Jaja si tú lo dices. Cuando acabe de reírme di un gran bostezo, ya me estaba dando sueño. Me volví a acostar y volví a ver al cielo, Tom también hizo lo mismo y creo que a él también ya le estaba ganando el sueño. A mi ya se me estaban cerrando los ojos y sin darme cuenta… me quede dormida.

Tom
Voltee a verla y vi que ya estaba dormida. Sonreí y le acaricie la cara, a mi también ya me estaba dando sueño así que me acerque a ella y me quede dormido…Sentí los rayos del sol en mi rostro y me fui despertando poco a poco, ya había amanecido. Mire hacia mi estomago y vi que la mano de la chica, me tenía abrazado. Ella también empezó a despertar y al darse cuenta que me tenía abrazado casí se levanta de un brinco y se puso toda roja.

Debany
-Perdón –Sentí mis mejillas ruborizarse.
-Jaja no hay problema.
¡Agh! ¡Abrace a Tom, abrace a la persona que más odio! Y de por si me puse roja ¿¡Hay que me pasa?! Me acomode la blusa y el cabello. Saque mi celular de la bolsa de mi pantalón y vi que eran las 9:03am ¡MIGUEL ME A MATAR! Cuando creí que las cosas no iban a ser peor sonó mi celular…era Miguel.

Continuara***
Espero que les guste este capitulo (:! Saludos n.n

5 abr. 2010

Cap 2. Veo las estrellas

[xX]
Corrí hacia ella la agarre de la cintura y la aleje de la orilla. Ella se movía para que la soltara, lo cual, no hice. La tenía abrazada de la cintura muy fuerte para que no se me zafara.
-¡SUELTAME!
-No, no lo are
-Por favor... suéltame... por favor –Dijo comenzando a llorar.La solté y ella se dejo caer de rodillas y empezó a llorar con más fuerza. Yo me puse enfrente de ella y también me deje caer de rodillas y le empecé a acariciar la mejilla y con el dedo pulgar le estaba quitando las lágrimas.
-Ya... tranquila, ya paso… ¿Quieres platicar? –Al decir esto ella levantó una ceja.
-¿Platicar? –Preguntó quitándome la mano de su mejilla- el gran Tom Kaulitz ¿quiere platicar?

Debany
Tom Kaulitz. Si claro, no podía ser peor. El que me rescató era la persona que más odiaba en el mundo aparte de miguel ¿Porqué lo odiaba? Simplemente por que me recordaba a mi padre, igual de mujeriego. Siempre maltrataba a mi mamá solamente por sus mujeres, se creía el muy hombre y no valía nada. Lo que me daba mas coraje es que andaba con una y al día siguiente la desechaba como basura y se va con otra.Eso no lo tolero ¿Cómo conocí a Tom? Por Marcela, ella es una gran fan de Tokio hotel y a ella le gusta Bill Kaulitz.
-¿Me conoces?
-Por desgracia si –Respondí limpiándome las lágrimas.
-¿Y porque por desgracia?
-¡Porque si y punto! -Me levante y me dirigí hacia la gran puerta de metal.
-Ah, si Tom gracias por salvarme. De nada amiga de nada… -Dijo sarcásticamente. Voltee a verlo y le ofrecí una mirada de asco.
-Para empezar yo nunca te pedí que me salvaras ¿ok? –Tom caminó hacia mí.
-¿Tan malos problemas tienes?
-No sabes cuantos
-¿Te quieres desahogar?
-¿Desahogarme yo? ¿Contigo? Tom no te preocupes conmigo no tienes que actuar como si te importara la demás gente… ¿ok? –Dije irónicamente.
-Pues fíjate que no estoy actuando. En verdad quiero escucharte, así sabre si puedo ayudarte en algo.
-¿Sabes como me puedes ayudar? ¡Dejándome en paz! -Me giré y abrí la puerta. Cuando apenas iba a caminar, Tom me agarro del hombro y me giró hacia él. Me volvió a abrazar de la cintura y se pego a mí.-¿Qué haces? ¡Quítate!
-¿Porqué no dejas que te ayudemos, eh? Tú batallas por que quieres. La solución es tan sencilla, si te maltratan ¿Por qué no vas a denunciarlos?
-¡Crees que es sencillo, pero no lo es! No lo es…
-¡Claro que sí! –Volví a llorar. Él no sabe nada… ¡No sabe nada! Si hago eso… él…
-Es que tu… no comprendes nada –Es lo único que logre decir. Sentí que ya no me apretaba y aproveche para separarme de él.
-¿No comprendo que? –Cerré mis ojos evitando llorar más, es obvio que no entenderá.
-Yo... yo no puedo denunciarlo…no puedo…. –Dije susurrando. Que más quisiera hacer eso pero…todavía no puedo hacerlo.
Tom
¿No puede? ¡¿Porqué demonios no?! Ella volvió a llorar y yo decidí ya no decirle más. No sabía que hacer, nunca había estado en una situación así.Lo único que se me ocurrió en ese momento fue acostarme en el puso y ver al cierlo. Me aleje de ella y me puse en medio de la azotea, me acosté ahí. Me acomode mi gorra y puse mis manos atrás de mi cabeza
Debany
Voltee a verlo ¿Ahora que estaba haciendo? Iba a aprovechar para irme pero no se porque no lo hice.Me acerque a él y me puse a un lado. Me deje caer de rodillas y el volteó a verme.
-¿Ahora que haces? –Pregunté extrañada.
-Veo las estrellas –Me contestó con una sonrisa
-¿Las estrellas? Y… ¿Para qué? –Este como me confundía.
-Eemm… bueno pues, te ayuda a olvidar tus problemas ¿Lo quieres intentar? –Me preguntó tiernamente. Los dos nos miramos por un momento y luego Tom volvió a ver al cielo. Yo con inseguridad hice lo mismo….Que linda noche, las estrellas están brillando como nunca. Sonreí y me acosté a un lado de Tom. Los dos no hablábamos para nada, solamente estábamos ahí, viendo el cielo tan tranquilo y hermoso… Pero después me entró una duda ¿Por qué Tom había subido aquí? Voltee a verlo y le dije…bueno, más bien le pregunte.
-Y tú… ¿A qué viniste a la azotea?
-Aamm…. Yo.

*****
Capiituulo doos subido ;)! Espero que les guuste n.n

3 abr. 2010

FanFic 'By Your Side'



IntroducciónDebany, una chica de 17 años, sufrió la perdida primeramente por su padre y meses después de su madre. Nunca tuvo una vida muy alegre. Siempre ha estado rodeada de maltratos y humillaciones por parte de su padre y ahora, de su padrastro.
Decidida a no sufrir más esto, toma la decisión de quitarse la vida. Pero una persona que cambiaría su vida para siempre, trata de evitarlo.


Juntos, descubriran lo que es el verdadero amor, la amistad y la fortaleza.
Debany tendrá que descubrir por ella misma quien fue el verdadero asesino de sus padres y el porque lo hizo.
Tom descubrirá lo que realmente es amar bajo riesgo y madurar para así ayudar a Debany a salir de su mundo de tristeza&miedo.



Cap.1
Me llamo Debany tengo 17 años y vivo en Leipzig Alemania mi mamá se llama Ester y mi papá se llama David los 3 trabajamos en un hotel mis padres como recepcionistas y yo de servicio al cuarto por mi edad.Se podría decir q vivíamos felices y q nos llevamos muy bien como familia o eso es lo decían mis padres ya q la verdad era, que en muy pocas veces podíamos platicar los 3 sin discutir mi papá era muy estricto y amí y ami mamá nos maltrataba la mayoría de las veces. Yo siempre le decía a mí madre que lo denunciara q esto no podía seguir así pero ella nunca quería, nunca supe el porque.1 mes después mi padre falleció de un ataque al corazón lo q se me hizo muy raro porque mi papá era un hombre sano. El me dejo una herencia que reclamare cuando tenga 18. En el trabajo, en el lugar de mi papá llegó otro señor, se llama Miguel. El ya trabajaba en el hotel desde hace tiempo pero el estaba en el turno d tarde y nosotros en el de noche. En unas semanas mi mamá empezó a salir con el y en 2 meses se casaron. Ami me dio mucha felicidad por parte de mi madre ya que Miguel la trataba muy bien, no la insultaba ni nada por el estilo y se veía que el era un hombre muy bueno o al menos eso creí…Una tarde, mi mamá iba a trabajar, a mí y a Miguel nos toco descansar ese día. Al día siguiente me desperté baje a la sala me asome por la ventana y no vi el carro de mi mama lo cual se me hizo muy raro cuando iba a subir a la habitación de Miguel para preguntarle sobre mi mamá sonó el teléfono. Fui a la pequeña mesa que esta a lado del sillón y conteste… esa llamada era para avisarme que mi madre había muerto en un accidente automovilístico. Llore, llore tanto que pensé que se me iban a acabar las lágrimas. Como todavía soy menor de edad mi patria se la dieron a Miguel por ser mi padrastro. Me sentí aliviada porque tan siquiera iba a estar con el, una persona “amable”. Pero todo eso cambio: Miguel empezó a maltratarme de la nada, así o peor de como me trataba mi padre. Un día ya no aguante mas y le dije entre lágrimas y gritos el porque de sus maltratos o algo así no me acuerdo muy bien. El me contestó por que quería y no lo iba a dejar d hacer hasta que muriera. Esa misma noche tenia que ir a trabajar me puse un poquito de maquillaje en las heridas y procure usar blusas de manga larga para q no se vieran los moretones.Cuando llegue al hotel todo mi turno estuve distraída por que pensaba en las palabras que me había dicho Miguel. Marcela, mi mejor amiga, era la única que sabía toda mi historia, me vio como estaba y me pregunto que tenía y yo le conteste que nada, respuesta q obviamente no me la creyó pero ya no me quiso decir más. Ya me había decidido. Si estando muerta al fin iba a ser feliz, pues me quitaré la vida así al fin descansare en paz de todos los maltratos que tuve en toda mi vida, Antes de que terminara mi turno subí hacia la azotea del hotel, camine hacia la orilla y ahí me quede un rato admirando desde arriba la ciudad. El viento resoplaba mi ropa. Cuando puse un pie en el aire escuche la voz d un chico…
-Amiga ven aléjate de la orilla
-No lo are ¡Ya estoy harta de tanto sufrir, de que me humillen ya no quiero vivir!
-¿Qui-Quien t maltrata? Ven aléjate, de la orilla vamos a encontrar una solución, pero por favor, ¡no saltes!
-¿Solución? Conmigo ya no hay solución –Rompí a llorar. Puse un pie en el aire y me balancee hacia delante